domingo, 30 de octubre de 2016

Tenemos chance?

¿Qué significa que unos aseguran haberse comunicado con extraterrestres y otros ni siquiera admiten que existen?

Hay algo sumamente evidente que algunos denominan LA MATRIX. Quienes están en posesión de los medios, los recursos y las destrezas se burlan de nosotros.
Y sí, nos pueden; es imposible contrarrestarlos mediante los pobres medios de que disponemos; sobre todo por los pobres recursos de personalidad de que disponemos.

Ellos son un bloque sólido e infranqueable. No hay forma de que podamos defender nuestras vidas y nuestras posibilidades.

sábado, 4 de enero de 2014

La Cleptocracia

Según versiones antiguas y modernas, el diablo emplea una táctica para atraer víctimas: darles poder y hacerles creer que son importantes.“Seréis como dioses” prometió la serpiente.

Los dioses son especiales. Tienen algo único. Son superiores a los mortales. Se merecen más. Más poder, más cosas, más dinero, más bienes, más reconocimiento, más elogios, más favoritismos y exenciones. Más de todo. Más justicia impartida por ellos mismos segun su criterio, incluso.

No son iguales a los otros, son más, porque se consideran mejores.


La característica común de estos autoendiosados es la de creerse especiales, ignorar límites, cometer excesos, pretender controlar a otros. Es un rasgo común el apropiarse hasta de la vida ajena;  del dinero ajeno, de los destinos ajenos. Pero siempre al final estos dioses se caen de sus torres y se ven reducidos a su poco divina condición de mortales.

En la mitología wagneriana los trágicos dioses llegan a su crepuscular Panteón, mas en la mitología sudamericana los derrota su desubicación histórica, su inadmisible autoritarismo, su demagógica palabrería… 
Cada uno de estos abusivos portan máscaras, actúan un personaje. La máscara denota el personaje en el teatro griego; sin ella, el devaluado actor desencapuchado muestra su íntima sustancia de mortal común.

Pero cuando estos personajes son abandonados por el favor popular, ¿qué se hace con el dinero robado en sus tiempos de endiosados?

Estos 'especiales' se creen inmortales y diferentes. Sí… mientras no aparezca patéticamente la ineluctable verdad.
Estamos esperando que se derrumbe la prepotencia de la guerrera y aparezca una mujer sola, asustada, descobijada de la parafernalia que adornaba su ego y la hacía sentirse invulnerable; “una abuelita desconcertada, confusa e incierta”.

Cuando desaparezca de un tajo el poder y el derecho al dinero ilimitado para comprar voluntades y chantajes, para calzar y vestir el cuerpo, para adornarlo con hojalatería.
Cuando aparezca en la rejilla una guerrera que perdió la guerra; una mujer ordinaria que habla bajo y no reta a nadie; enferma, además.
No pediremos su sangre sino que se le aplique la ley; toda la ley. No nos cuadra el ánimo de venganza y desquite, si bien sea explicable la indignación contra los criminales y los ladrones, corruptos y mentirosos. La justicia no impide la piedad, la compasión y la empatía. La sed de justicia nada tiene que ver con el ánimo sádico y vengativo de quién exige la ruina de una mujer corrupta, ineficaz, ignorante, arrogante, que usó su poder para mantenernos en el más ocioso tercermundismo, para perjuicio de varias generaciones de niños y de jóvenes y a merced de las bandas delictivas de todo pelaje.

El país espera un presidente que sea Justo, especialmente contra los políticos que se creyeron dioses.

viernes, 3 de enero de 2014


Ni los extraterrestres lo entenderían.

'El otro no vale nada'

Para DOMINAR hay que ser impío, hay que ser cruel; es preciso desvalorizar completamente al otro; negarle valor; así es posible engañarlo, usarlo, abusarlo, explotarlo, torturarlo y asesinarlo impunemente y sin remordimientos.

sábado, 7 de enero de 2012

Los 'planes sociales'

Las políticas carcelarias, lo mismo que los planes sociales sin refuerzo educativo ni adiestramiento laboral son GENOCIDIO, o sea que encierran intención de destruir, total o parcialmente.
Estas políticas conducen a la destrucción de personas, lesiones graves a su dignidad e integridad física y mental, sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial, medidas destinadas a impedir nacimientos en el seno del grupo, traslado por la fuerza de niños del grupo a otro grupo.

Según el sociólogo e historiador estadounidense Michael Mann este es el grado más extremo de violencia intergrupal y el más extremo de todos los actos de limpieza étnica. Para este autor el impacto de los genocidios durante el siglo XX es devastador tanto por el número de víctimas -que cifra en más de 70 millones de personas- como por la extrema crueldad de las agresiones.

¿Quiénes son?

photoshop-designs.com

http://www.rincondelmisterio.com/experimentos-del-gobierno-de-eeuu-contra-su-propia-poblacion-en-los-ultimos-80-anos/

Las empresas farmacéuticas experimentan sus fármacos con seres humanos en África y América Latina. No importa que mueran miles y miles de hombres, mujeres y niños si con ello se garantiza la salud del “mundo desarrollado”.

Pero no es tan conocido que el gobierno de los EEUU tiene a sus propios ciudadanos y a su propio territorio como cobayos para experimentar productos químicos y biológicos. Y con la misma consecuencia: miles y miles de muertos.

Como los nazis
Antes de la Segunda Guerra Mundial los experimentos con seres humanos en EEUU eran una práctica corriente; lo mismo que en la Alemania nazi.
EN 1931 los médicos del Instituto Rockefeller inoculaban células de cáncer a seres humanos.
En 1932 comienza la operación Tuskegee para el estudio de la sífilis.
En 1942 se hacen experimentos con gas mostaza en 4.000 soldados. También se experimenta con nanonitas (amish) a cambio de librarse del servicio militar.
En 1944 la Marina prueba máscaras y ropa antigás; los “cobayas humanos” eran encerrados en una cámara de gas y rociados con gas mostaza.
En 1995 el gobierno admite que ofreció sueldos y medios para seguir con sus investigaciones a los científicos criminales de guerra japoneses que habían experimentado con seres humanos.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial, con el comienzo de la Guerra Fría, los experimentos con seres humanos en los EEUU alcanzaron cotas increíbles.

Experimentos con soldados

En 1994 un informe del gobierno revela experimentos con centenares de miles de soldados durante la Guerra Fría. Los soldados fueron expuestos a mostaza y gas nervioso, radiación de iones, psicoquímicos, alucinógenos y drogas.

Tres años después se dan a conocer las filmaciones de Alamo Gordo, en las que se aprecia cómo los mandos engañan a los soldados –más de 200.000 soldados- para que se expongan a la radiación, a 2 km. de las explosiones nucleares.

Recientemente, en 2002, ha salido a la luz que 4.300 marinos fueron sometidos a 113 pruebas entre 1964 y 1968 con armas químicas y biológicas en sus propios buques, sin conformidad de los afectados ni protección alguna. Destaca el caso del buque George Eastman, en el que, en 1964 se usó el gas sarín, que ataca al sistema nervioso y es letal; el gas fue fumigado sobre el navío e introducido en el sistema de ventilación.

Entre 1960 y 1960 se desarrolló el Proyecto 112, en el que experimentaron con 5.842 soldados con agentes químicos y bacteriológicos, gases nerviosos VX y sarín. También se aplicaron estos productos en zonas pobladas. Para descontaminar los barcos de guerra se usó Betapropriolactono, que es un agente cancerígeno.

Aparte de los cientos de miles de soldados sometidos a radiación nuclear, se calcula en unas 20.000 las personas que hicieron de cobayas humanas en diversos experimentos durante la Guerra Fría. La mayoría fueron soldados, pero también se pueden incluir a embarazadas (820 embarazadas recibieron dosis de hierro radiactivo) y niños (200 niños recibieron altas dosis de plutonio y uranio radiactivos). A Mary Jean Connell, ahora de 74 años, le inyectaron uranio en sangre, sin que ella lo supiera. El objetivo era saber el efecto de las armas atómicas en los seres humanos, en caso de guerra nuclear.
Los afectados desarrollaron diversos tipos de cánceres. En 1996 sólo se pudieron localizar a 12 personas vivas.

Y si hay que curar al enfermo, la situación no es mucho mejor. En 2007 estalló el escándalo del Hospital Militar Walter Reed, situado a menos de 10 kms. de la Casa Blanca; un edicicio en ruinas plagado de ratas y cucarachas, donde reina el caos burocrático. Cientos de veteranos han de esperar semanas para recibir tratamiento.

Irak 1991: el “Síndrome el Golfo”

En 1994 el Dr. Garth Nicolson en el Centro del Cáncer MD Anderson en Houston, descubre que los veteranos de Irak fueron inoculados con Micoplasma Incognitus, un microbio normalmente usado en la producción de armas biológicas. También se había experimentado con los presos de Texas. En 1996 el Departamento de Defensa tiene que reconocer que los soldados de la Guerra del Desierto fueron expuestos a agentes químicos.

Aparte de los 8.000 soldados que recibieron vacunas experimentales contra el botulismo, 400.00 soldados estuvieron expuestos a radicaciones de uranio en la guerra del Golfo en 1991. El total de soldados en el Golfo fue de 500.000.

Una gran cantidad de veteranos sufren lo que se ha denominado como el “síndrome del Golfo”: cansancio, dolores musculares y pérdida de memoria y sus hijos nacen con malformaciones.

Afganistán
En 2003 dos abogados denuncian que a los pilotos en Afganistán se les suministra anfetaminas para evitar la fatiga, en detrimento de su capacidad de concentración.

Experimentos con niños
En 1990, se experimentó con 1.500 bebés negros e hispanos de 6 meses de edad en Los Angeles una vacuna contra el sarampión aún no autorizada.

En los años de la Guerra Fría se experimentó con niños deficientes de Massachussets. Se les dio de comer alimentos radiactivos.

A niños huérfanos con HIV de Illinois, New York, Maryland y Texas se les suministró fármacos experimentales contra el sida en los años 90 del siglo pasado. Si el niño mejoraba, la prueba era positiva; si el niño moría, la prueba era negativa. Los diagnósticos oficiales a los niños que morían eran neumonía o envenenamiento en la sangre. La mayoría de niños eran latinos, negros o blancos pobres.

También se ha sabido recientemente que empresas de cine de Hollywood utilizaron niños para averiguar su reacción ante escenas de extrema violencia.

Experimentos con drogas

Se trata de emplear el LSD como agente químico paralizante. De 1947 a 1958 se experimenta con 1.000 personas; a partir de entonces los experimentos se hacen en Europa y Extremo Oriente.

En 1965 comienza el Proyecto MKSEARCH, que estudia las reacciones humanas ante drogas psicodélicas. El proyecto MKOFTEN, iniciado al año siguiente, trata de comprobar los efectos toxicológicos de ciertas drogas.

Experimentos con presos

En 1965 se aplica dioxino a los presos de la Prisión Estatal de Holmesburg en Filadelfia. El dioximo es un componente cancerígeno del Agente Naranja que fue utilizado en Vietnam. Se estudian los casos que desarrollan cáncer.

Experimentos con minorías étnicas

En 1970 se da a conocer la existencia de “armas étnicas”, que actúan y eliminan colectivos determinados.

Durante la Guerra Fría se experimentó con esquimales de Alaska y negros con bajo nivel de inteligencia. A los esquimales se les dio yodo radiactivo para estudiar el comportamiento de la tiroides en situación de frío extremo. A enfermos de cáncer de raza negra con bajo nivel de inteligencia se les aplicó radicación por todo el cuerpo en la facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati (Ohio).

Experimentos con mineros

También están afectados los mineros que trabajaron en minas de uranio, a los que se suministró medicamentos radiactivos.

El Sida

En 1981 aparecen los primeros casos de SIDA entre la comunidad homosexual de New York, Los Angeles y San Francisco. Tres años antes se habían hecho pruebas con una vacuna de Hepatitis B, requiriendo especialmente hombres homosexuales promiscuos.

Experimentos en zonas densamente pobladas

Que se sepa, al menos entre 1949 a 1969 se han hecho pruebas con bacterias y virus en zonas pobladas.

En 1950 se rocía a San Francisco con bacterias. Se trata de ver la reacción de la población. Los casos de pulmonía se multiplican.
En 1953 se rocían con Sulfuro de Zinc-Cadmio zonas de Winnipeg, St. Louis, Minneapolis, el Fuerte Wayne, el Valle del Monocacy en Maryland, y Leesburg, Virginia.
En 1953 se rocía con Marcescens Serratia y del Bacilus Glogigii a las ciudades de New York y San Francisco.
En 1955 se rocía con una bacteria a la Bahía de Tampa, Florida, para ver su efecto sobre la población.
En 1956 se rocía con mosquitos con fiebre amarilla a Bahía de Tampa, Florida.
En 1966 se rocía con Bacillus subtilis al Metro de New York, pudiendo afectar a un millón de personas.
En 1968 se experimenta el envenenamiento del agua potable introduciendo productos químicos en la red de agua de Washington, D.C.

En 1977 se hace público desde el Senado que entre 1949 y 1969 fueron rociadas con agentes biológicos hasta 239 zonas pobladas, como San Francisco, Washington, D.C., Centro-Oeste de EE.UU., Ciudad de Panamá, Minneapolis y St. Louis.

Como los nazis, los norteamericanos no vacilan en asesinar a su propia población, incluyendo mujeres y niños.

¿Quiénes son los enemigos?

 

A quien se esta atacando y combatiendo?

A los que se resisten a reconocer que 'la de ellos es la Verdad'. Se les hace necesario combatir a los que no los creen, para imponer su Sistema de Gobierno Mundial: el Nuevo Orden, que se viene gestando desde 1.095.